El último barco, Domingo Villar

Comentario Literario: El último barco, Domingo Villar. Composición María Loreto Navarro. Blog Negro sobre Blanco

Ficha Bibliográfica
Título: El último barco
Autor: Domingo Villar
Editorial: Siruela Policíaca
Páginas: 707
Puntos de venta:
  

Sinopsis
Pueden leerla completa en este enlace.

Comentario
El escenario escogido por este autor, en el que desarrolla una novela a fuego muy lento, es Galicia. Una tierra tranquila en que su gente vive en su cotidianidad, inmersos en un día a día, más que en lo acontece a su alrededor.

Los personajes, perfectamente amalgamados con el entorno, nos hacen reconocer una maldad que no tiene límites y en la que Leo Caldas, nos mostrará su lado más humano en el que parece, volver a experimentar, nuevamente, sentimientos y emociones que en las otras novelas no manifestó. 

Y a media luz del fogón, iremos conociendo, una trama bastante intrincada en la que Caldas, aguzará sus sentidos y tendrá que averiguar qué ha ocurrido con Mónica Andrade, quien imparte clases de cerámica en la Escuela de Artes y Oficios. Su padre, Víctor Andrade, un influyente médico, no encuentra sentido a la desaparición de su hija y lo denuncia a pesar, que todas las pistas, parecen indicar que se fue por su propia voluntad.

Una novela de más setecientas páginas, en que conoceremos rincones reales de Galicia y que dan ganas de visitar, para mí, realmente, es una pena no haber estado nunca en Vigo pero que a través de las descripciones, al menos una brisa de su belleza sí que he percibido. 

También, me ha sorprendido, que en la novela haya personajes que en la práctica sí existen, algunos de ellos de la Escuela de Artes que también, fueron sospechosos y parte de la investigación.

Hasta ahora, nunca había leído a este autor. Un autor que como ya señalé antes, va tejiendo una trama milímetro a milímetro y en donde cada página, invita a seguir leyendo las siguientes. En donde este cuantioso número, a priori, puede echar para atrás, resulta ser exactamente lo contrario. No falta nada, no sobra nada.

Una historia que habla sobre la relación de padres e hijos, a través de diálogos certeros y que emocionan, convirtiendo la trama, en una aventura conmovedora y apasionante en la que comenzarás a ver las Rías, bajo otra perspectiva y en las que este inspector, al que he conocido en El último barco, me ha invitado a que me sumerja en las dos novelas anteriores.

Seas o no, amante de la novela negra policíaca, deberías hacerte con este libro y recorrer junto a sus personajes, Vigo, que además del argumento en sí mismo, para mí, ha significado un valor añadido, solo he estado en Santiago y en Pontevedra, solo por esto, de situarme en un paisaje desconocido, bien merecieron la pena las horas que me pasé leyendo esta apasionante historia.

«Que nos hagan reír es importante, ¿verdad, Arturo? —afirmó ella mirando la foto de su marido en la lápida—. Tan importante como que nos hagan llorar.»

Gracias a Siruela y a #SoyYincanera por contar conmigo para la lectura y comentario de esta novela.



Si quieres saber más acerca del autor y sus obras, entra en este enlace.
En la fotografía: Domingo Villar y yo, en la Feria del Libro de este año, en el encuentro concedido a #SoyYincanera.

Te puede interesar...

8 comentarios

  1. Tienes que leer los dos anteriores, que son buenísimos también. Gran reseña. Y una novela que, sin duda, tengo que leer.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Cocinada a fuego lento, es cierto.
    Yo también me he quedado con ganas de pisar esas playas que tan bien nos ha contado Domingo Villar. Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Ha sido una lectura maravillosa. De diálogos, paisaje y costumbres pero sobre todo de las sorpresas que se esconden en cualquier parte y lo que descolocan al lector. Sin duda un gran libro.
    Cómo siempre, me ha encantado compartir esta lectura con las yincaneras 😘😘😘
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Una gran novela que he disfrutado mucho, con ganas como tú, de leer algo más de este autor que me ha cautivado.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado el cariño con el que el autor describe los escenarios de la novela, y también percibo ese cariño en las conversaciones con los paisanos de la parroquia de Tirán y desde luego, la próxima vez que vuelva a Vigo, intentaré visitar la escuela de artes y oficios

    ResponderEliminar
  6. En mi caso, ya conocía al autor, de ahí que esta lectura fuese tan especial... y más después de haber esperado diez años. Con respecto a la reseña, decirte que es estupenda, porque has captado toda la esencia de la novela y, en general, del modo en que Domingo Villar transmite y escribe sus historias. Me alegro mucho de que te haya gustado, porque para mi es un valor seguro que siempre recomiendo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Ahora mismo podría tenerte mucha envidia porque todavía tienes dos novelas por leer de Domingo Villar, el estilo del autor es muy peculiar, el carácter gallego lo refleja a la perfección, sus novelas están cocinadas a fuego lento, sus personajes están dibujados a conciencia, en esta les ha quitado protagonismo a Estévez y al padre de Caldas porque ambos eclipsaban al inspector, y me ha encantado descubrirlo más en esta novela. No dudes en leer las dos anteriores y verás como disfrutas y te ries porque el aragonés es la caña, y el padre de Caldas no se queda atrás con su libro de idiotas.

    ResponderEliminar
  8. Huy,pues creo que me gustará esta lectura porque además hace un montón de años de la última vez que estuve en Vigo (fue en el siglo pasado, sin ir más lejos). Así que seguro que disfrutaré recorriendo de nuevo la ciudad.

    ResponderEliminar